26 enero 2007

Un breve comentario

Acabo de ver en televisión que Leonardo Di Caprio ha sido abucheado por los periodistas que le esperaban para una rueda de prensa, por llegar una hora tarde por culpa del avión en el que iba.

Los periodistas que le han insultado (pero insultado insultado, no criticado) eran españoles.

Leonardo Di Caprio no es santo de mi devoción, de hecho siempre me pareció que tenía un gesto impertinente constante, pero como siempre, el gremio periodista español ha demostrado de qué material están hechos. Estoy hartita de los "periodistas", o por lo menos de los impresentables que van con el micro y se creen periodistas. Sólo sé que los periodistas de verdad deberían hacer lo posible por devolver el buen nombre a su profesión.

Ya está, sólo era eso, es que me ha parecido inaudita la reacción de esta gente.. Gentuza. Y luego dicen de los españoles, no me extraña.

Aquí tenéis el vídeo.

4 comentarios:

Adama dijo...

Es vergonzoso. Si yo fuera el jefe de esos "periodistas" los ponía de patitas en la calle. No se dan cuenta que al que estaban abucheando es a quien quiere ver el público y que por eso ellos cobran.

Petisuis dijo...

Tú imagina el mal rollo que da tener problemas en avión, (las alturas dan yuyu, aunque a ti te gusten :P ), ir agobiado retrasado una hora, y llegar al sitio y que estén un buen rato abucheándote. Soy yo y les mando a la mierda pero bien. En cambio él se sento estoicamente y cuando se cansaron de insultarle empezó la rueda de prensa y respondió a todo aquel que le quiso preguntar.

Mira, el chico va a empezar a caerme mejor... (como actor ya se ganó mis simpatías en "Atrápame si puedes")

Holmes dijo...

Hola Adama y Petisuis!
Para el poco tiempo que puedo ver la tele en estas fechas, me alegra ver que sigo más o menos enterado de la vida más allá de los apuntes...
Yo lo que oí, ya no sé si sería una justificación a posteriori, es que pese a la explicación del retraso del vuelo, ya le habían visto rondando por ahí hacía una hora.
Si fuese así y yo estuviera en la situación de los fotógrafos, no sé si habría reaccionado tan drásticamente, pero mi buen mosqueo no me lo quitaba nadie.
De todas formas ni estoy solidarizado con el gremio de los fotógrafos ni con el de las estrellas de Hollywood, así que no es algo que me quite el sueño (bendita generación nihilista ;) )

Adama dijo...

Hombre eso sí que explicaría el mosqueo pero no la poca profesionalidad que demostraron. A mucha gente la putean en su trabajo pero no pilla berrinches de niño pequeño.

Al cliente siempre hay que darle la razón y en este caso ese era él.