07 diciembre 2006

Un cuento...

Érase que se era una blogger despistadilla ella, llamémosla Caperucita Suis... Se le ocurrían posts muy entretenidos en los que proponía acertijos que resolvían con pensamiento lateral e incluso ponía las respuestas de algunos de ellos. Pero un día, el Lobo feroz al que algunos lo conocían por Alzeimer le jugó una mala pasada atacándole sevéramente y haciendo que se olvidara de poner una de las respuestas al acertijo que ella puso. Casualmente pasaba por ahí el apuesto, valiente e inteligentísimo leñador (que tenía una nave espacial :P ) y la rescató trayéndole la ansiada respuesta.

La respuesta en cuestión era:



Y fueron felices y se escribieron muchos email. xD

3 comentarios:

Petisuis dijo...

Vale la pena el post solamente por la historia que has contado xDDD

Lo siento, ando despistadilla, de hecho hoy ha venido mi marido a preguntarme por qué había guardado el azúcar en la nevera..

Adama dijo...

:P

Te ha molado ehh...

Es que me he dado cuenta por casualidad y por eso lo he puesto ;-)

PD: ¿azucar en la nevera? xD

Brais dijo...

Pues claro que sí, y a mí me ha venido mi padre a preguntarme por qué había guardado la miel en la nevera. Si es que...